viernes, 15 de marzo de 2013

Thick as a brick 2 (II)



Tras la publicación de Thick as a brick 2, Ian Anderson decidió salir una vez más de gira con la banda que lo acompaña en sus presentaciones solistas.
Comenzó por su habitual circuito europeo y quienes seguimos su trayectoria, miramos de tanto en tanto la página oficial del grupo a ver si tenemos la suerte de que se aparezca por Sud América.
Esta vez, fuimos afortunados y si bien no vino a Montevideo, se está presentando durante este mes de marzo en distintas ciudades sudamericanas.
El pasado 10 de marzo tocaron en el Grand Rex de Buenos Aires y allá marchamos una vez más a ver en vivo a uno de los íconos de nuestros gustos personales.
Había leído – para mi sorpresa – que en los 40 años que han transcurrido desde la aparición de “Thick as a brick”, nunca la tocaron en vivo en su totalidad.
Ahora, se anunciaba que en esta  gira mundial no solo tocarían TAAB1 completa sino que a continuación seguirían con TAAB2.



Para quienes no han seguido la carrera de Jethro tull o Ian Anderson en particular, permítanme decirles que contrariamente a lo que han hecho otras bandas de los setenta que han reaparecido o han seguido tocando esporádicamente, Jethro no solo se ha mantenido tocando sin parar (con distintas formaciones) y editando discos en los que ha pasado por distintos estilos pero sin dejar de darles ese sonido característico que lo hace inigualable y fácilmente distinguible cuando uno los escucha.
Pero además, en esta oportunidad Ian Anderson mostró que reconoce sus limitaciones vocales y en una jugada absolutamente innovadora, agrega a la banda un joven actor inglés que tiene una voz increíblemente parecida a la suya a principios de los 70.







Esos eran los datos que teníamos, no mucho más.
Cuando llegamos al Rex y vimos los afiches, sinceramente se me plantearon algunas dudas. El anuncio decía que se conmemoraban los 40 años de TAAB 1 y que Ian Anderson´s Jethro Tull se presentaba a tocar….., bastante ambiguo y sin aclarar mucho QUE era lo que iban a tocar.
Esas dudas se despejaron cuando la banda con un Anderson mucho más delgado subió  a escena y comenzó  tocando TAAB 1 ante la ovación atronadora de un teatro repleto.
El joven actor al que me refería no solo interpretaba las partes vocales de registros más altos sino que deambulaba por el escenario imitando las famosas poses de Ian Anderson mientras toca la flauta traversa.
Cuando se despacharon de un tirón con la obra completa y ante un público que aplaudía de pie y creía que ahí terminaba el show (al menos quienes estaban en mi fila así lo creían), Anderson anunció que se tomaban 10 minutos y volvían con TAAB 2.
El segundo disco también fue ejecutado casi sin parar y con un sonido magistral.
La banda – pese a mis ya manifestadas objeciones y mis preferencias por el JT “REAL”  con Martin Barre en guitarra – sonó con una justeza y una potencia demoledora.
Terminada la presentación del nuevo disco y cuando ya pasaban más de dos horas y media de música sin interrupción, ante la ovación interminable de la gente,  volvieron al escenario para hacer la clásica despedida con “Locomotive breath”.

Anderson cuenta hoy con 64 años. Seguramente siga sacando discos, no me extrañaría una segunda parte de “A passion play”, por ejemplo, ya que pronto se cumplen los 40 años de este entrañable disco también.
El tema es hasta cuando podrá seguir haciendo este tipo de giras y aún haciéndolas, cuantas veces más tendremos la oportunidad de verlo en Sudamérica….
Si esta fue la última, pfffff….. más que satisfecho! Salú maestro!!!







No hay comentarios: