miércoles, 18 de abril de 2012

Un Beatle en Montevideo

 Allá por mis 14 o 15 años, un afiche en el ya desaparecido cine Ambassador, anunciaba que "próximamente" se exhibiría el film "Let it be".
Con ansiedad indisimulada, pasaba casi todos los días por ese cine para ver si informaban finalmente la fecha de estreno.
Es que en aquellos tiempos que no había cable, ni YouTube ni ninguna de las tecnologías imperantes hoy en día, ver esa película era la única forma de acercarnos a lo que habían sido Los Beatles en su última etapa (cuando se estrenó, los fab4 ya estaban separados).
Que puedo decir ahora que uno de los sueños que uno creyó que nunca alcanzaría se materializó?
Ver a un Beatle en vivo? Ver a uno de los tipos que movió toda nuestra estructura ósea y fundamentalmente mental, ahí, congregando a 50 mil almas que como uno,  no solo fueron a escuchar un puñado de canciones maravillosas sino a re encontrarse con uno mismo, con su juventud, con los sueños de que todo podía ser y que todo lo podíamos cambiar.
Ver a Paul cantando "Let it be", "Hey Jude", o "Blackbird" en vivo?..... no, todavía no lo puedo creer.
Para mejor, el tipo dió TODO, energía, músicos irreprochables, un show de luces y fuegos que no resultaron abrumadores sino la medida exacta de lo que se necesitaba.
Ibamos a ver a Paul, no a la parafernalia tecnológica de los shows de rock de estos tiempos.
Paul cumplió. Y sobradamente.
Nos llevamos el show en nuestras retinas y los corazones.
Que nos quiten lo bailado.

No hay comentarios: