martes, 8 de noviembre de 2011

El bueno de Paul

Desde la contratapa misma del libro, se nos sugiere algo así como que aunque “Paul no sea tu Beatle favorito, seguramente disfrutarás este libro”.


Y de alguna manera y después de tantas décadas, uno llega a “reconciliarse” con Paul, porque le recuerda (a uno que es medio olvidadizo) que no solo escribió algunas de las obras más gloriosas de los genios de Liverpool, sino que tiene el mérito mayúsculo de que salió de su cabeza inundada de LSD la idea de hacer un álbum conceptual como fue “Sgt Pepper”.



El libro tiene además el mérito de que no ex “pro Paul”, sino que lo pinta como un ser humano en toda su dimensión de genio y por ello mismo plagado de actitudes de desplantes, de berrinches de superstar y de un ego inflamado hasta límites inverosímiles (acaso no las tenía también el querido John??).



El otro aporte indudable del libro, es no detenerse solamente en la historia ya conocida del nacimiento de los Quarrymen devenidos luego en Silver Beatles, sino que ahonda luego en la vida post Beatle de Mc Cartney, es decir toda su etapa “wings” y los altibajos de su carrera como solista. El shock por el asesinato de John, el cáncer de su esposa Linda, y el tener que demostrarle al mundo que aún muerto lennon, él podía llevar sobre sus hombros la responsabilidad de seguir haciendo temas para la historia de la música contemporánea.

Que no lo haya logrado no le quita el mérito de aún hoy seguirlo intentando.

De todas formas, sus joyas musicales entre el 60 y el 70, lo redimen para siempre con la historia.

No hay comentarios: