viernes, 3 de junio de 2011

Spinetta eterno

En los últimos meses del 2009, un jóven productor argentino tuvo una loca idea: reunir a Luis Alberto Spinetta con todos, o casi todos los músicos que lo habían acompañado a lo largo de su carrera de ya más de 40 y pico de años.



La labor parecía difícil desde todo punto de vista pero contó desde un principio con el pleno apoyo del flaco y obviamente de los músicos que vieron la oportunidad de homenajear como se merecía al mayor talento del rock argentino.


El recital fue debidamente promocionado en Argentina como Luis Alberto Spinetta y Las Bandas Eternas, creando la expectativa de que allí estarían los integrantes de bandas históricas como Jade, Invisible, etc….

Finalmente, el 4 de Diciembre del 2009 en el estadio de Velez y ante más de 50.000 personas, el flaco subió al escenario.


Lo primero que deberíamos destacar desde este lado del Plata, es que antes de comenzar el show, Luis Alberto homenajeó a músicos que habían tocado con él a lo largo de su carrera pero que por distintos motivos esa noche no estaban presentes. Dentro de esa larguísima lista, destacó “al músico más grande que ha dado el Río de la Plata: Hugo Fattorusso”. Más que elocuente que un monstruo como Spinetta tenga la humildad de hacer semejante reconocimiento.

El recital se abrió con la formación de la banda actual de Spinetta y tras tocar unos cuantos temas en los que además se fueron intercalando canciones históricas como “Ella también” o “Alma de diamante” con acompañamiento de tecladistas de la talla de Diego Rapoport o Juan del Barrio, se dio paso a que subiera al escenario los músicos de su banda anterior “Los Socios del Desierto”, así fue transcurriendo la noche, metiendo algún otro invitado como por ejemplo Fito Páez.



Tras “Los Socios”, apareció “Spinetta Jade” y luego “Invisible” y ese conteo regresivo de cada agrupación spinetteana hacía levantar un murmullo entre la gente que se confirmaría como un sueño realizado: “Pescado Rabioso” primero y luego ni más ni menos que “Almendra” subieron al escenario ante el delirio de la multitud.

A todo esto, el recital llevaba más de 5 horas de duración (¡!) y habían pasado por el escenario Juanse, Charly García, Gustavo Cerati (antes del accidente cerebral, cumplió como el mismo dijo el sueño de estar arriba de un escenario con el flaco), Dante Spinetta  (con una versión rapeada de “Necesito un amor” de Manal sencillamente magistral) y también nuestro Beto Satragni en una de sus últimas actuaciones antes de su temprano fallecimiento a principios del 2010.
Parecía que “Almendra” haciendo “Muchacha (ojos del papel)” sería el digno broche de oro para semejante mega espectáculo, pero cuando Rodolfo García, Emilio del Guercio y Edelmiro Molinari abandonaron el escenario, el flaco se limitó a decir “pensaban que esto terminaba acá?” y a continuación subió Ricardo Mollo para hacer temblar las estructuras de cemento del estadio con sus solos de guitarra.




La voz de Spinetta no es – obviamente – lo que solía ser, pero el flaco a “oficio” o “carpeta” sale siempre bien parado de algunos registros difíciles de sostener. Como contrapartida, la calidad técnica de los músicos que lo acompañaron así como el sonido son puntos altísimos del espectáculo.


Sin duda una noche memorable para la música argentina y de todos aquellos que en cualquier parte del mundo amamos la música de Spinetta.

Pero como si esto fuese poco, prácticamente un año más tarde, el registro de ese espectáculo llega en forma de una caja tremenda a las tiendas de música.



Una cuidadísima presentación que incluye 3 DVD y 3 CD conjuntamente con dos espectaculares libros de fotos, uno de los ensayos y otro de la actuación en Vélez que están a la altura de lo que fue aquella noche.


Los que no tuvimos la suerte de estar en Vélez, además de disfrutar de – casi – todo el recital tenemos la posibilidad de hacer algunas comprobaciones: Pomo Lorenzo, batero de “Invisible” es uno de los percusionistas más sutiles que hayamos visto, Javier Malosetti en el bajo, un monstruo (escucharon el disco “Varsovia” de Ruben Rada – Javier Malosetti???) además cumplió con nota como baterista suplantando al fallecido Manuel Wirtz.

Desde mi punto de vista, lo más flojo de la noche fue Charly García recién salido de su etapa “clínica de recuperación” y haciendo el clásico “Rezo por vos” sin voz y además desafinado

Para quienes no siguieron de cerca la carrera del flaco, esta es una buena oportunidad de tener juntas parte de sus más gloriosos temas (alguno podrá decir que faltan hitos memorables, pero es que es imposible resumir en 3 discos semejante trayectoria), para quienes conocen de cerca los temas, la oportunidad de revivirlos en versiones diferentes y con una calidad de sonido como si fuese de estudio de grabación.

No hay comentarios: