viernes, 8 de enero de 2010

Hacia rutas salvajes

Otra sorpresa.

Esta vez, cinematográfica.

Revolviendo en un video club, vimos el título de esta película y lo que más nos llamó la atención fue que Sean Penn fuese el guionista y director de la misma.

Jamás la habíamos oído nombrar. Es más, no tengo certeza de que se haya exhibido en el circuito comercial de cines montevideanos.

La historia, desarrollada a lo largo de 2 horas y media, es de un chico que una vez terminado el colegio, corta todo vínculo con el “establishment”: su familia, sus documentos de identidad, el dinero, etc…. para emprender un viaje de casi dos años hasta Alaska.

Detrás del argumento se encuentra por supuesto toda una alegoría sobre la “LIBERTAD” así con mayúsculas, y el precio que a veces (a veces???) hay que pagar por ella.

Es una de esas películas imperdibles, más cuando al final, uno se entera que la historia es verídica y que fue basada en un “diario de viaje” que el protagonista fue escribiendo a lo largo de su aventura.

Para mayor aderezo….. tiene una banda sonora espectacular en la que suena la voz del cantante de Pearl Jam.

Toda una joyita. Hay que verla!!

1 comentario:

ce dijo...

encima no sé cómo es el tema bien, pero los familiares de el chico no querían venderle la historia a sean penn, hacia años que él les venía pidiendo para filmarla y entonces la madre del protagonista una noche soñó con el hijo que le decía que contara su historia y la mina esa misma noche a cualquier hora llamó a sean penn y le dijo que la haga. viste que al principio hay una mina sobreslatada que se levanta de la cama que no encaja mucho con la historia?
la musica es buenisima. coincido! saludos