miércoles, 18 de noviembre de 2009

40 años de Abbey Road



El mes pasado fue un mes 100 x 100 “Beatle” por donde se le mire:
Sobre principios del mismo, se lanzó a la venta una caja conteniendo todos los discos oficiales del grupo en sonido 5.1, el mismo  que se utilizó para la recopilación de “Love” preparada  por George Martin y su hijo para el espectáculo del Cirque du Soleil. La caja también contiene un DVD con videos inéditos de los Beatles más los   Masters I y II. Quienes los han escuchado dicen, que es como “descubrir” a los “fab four” nuevamente.
En la primera semana de venta de esta caja en USA, Europa y Japón se vendieron ni más ni menos que 2,5 millones de copias.
No es un dato menor decir que – por ejemplo – en el país asiático, la cajita sale la friolera de 900 Euros aproximadamente……

Por otro lado, Apple Records anunció para el 2010 la reedición del film animado “Yellow Submarine” en 3D.

Y siguiendo en el área “comercial”….. también se editó el videojuego “The Beatles a rock band”, cuya primer tirada, se agotó en Japón el primer día que salió al mercado.
Más allá de todos los manejos económicos y el afán de lucro de quienes manejan hoy los intereses de la banda (incluyendo a Paul, Ringo y las viudas de John y George), lo cierto es que esta escalada de “negocios Beatles” demuestra la vigencia y la autenticidad de la banda más grande de todos los tiempos.

En 300 ciudades del mundo, promovido por Yoko Ono, se procederán a realizar “Marchas por la paz” entre el 9 de Octubre (fecha del nacimiento de John) y el 8 de Diciembre (fecha de su asesinato). En Milán, por ejemplo,  ya se realizó un multitudinario “karaoke” en el que miles de jóvenes cantaron “Imagine”,  el himno pacifista de Lennon.
Ya hemos dado cuenta también de la iluminación de la torre de la paz erigida en Islandia en homenaje a John.

En lo musical, se cumplieron 40 años de la edición de “Abbey Road” el último disco que grabaran Los Beatles, aunque el penúltimo de estudio en ser editado. Para muchos, “Abbey Road” es el mejor álbum del grupo y es probable que en sonido, armonías, arreglos, etc… lo sea. 

Si “Sgt. Pepper” lo supera en la consideración del público y de los críticos musicales, es por todo el “plus” que la “banda de corazones solitarios” dio a la historia de la música popular del siglo XX.
Pero volviendo a “Abbey Road” y parte de su historia, fue un álbum grabado “de apuro” pues el que se suponía destinado a salir a la venta (“Get Back”) estaba lejos de conformar a la banda y todos los manejos comerciales y musicales que se hicieron en torno a este álbum (luego editado como “Let it be”) explican en parte el desmembramiento final del grupo.
“Abbey Road” marcó como ningún álbum, la presencia ascendente de George que aportó ni más ni menos que “Something” y “Here comes the sun” al grupo de canciones de Lennon-Mc Cartney.
La calidad de “Something” era tan devastadoramente notoria, que fue lanzado como disco simple y como “cara A”  en el Reino Unido y USA, “privilegio” otorgado a George por sus hermanitos mayores quienes, en toda la carrera del grupo, habían acaparado para sí mismos esas prerrogativa.

Pero además en este álbum de joyas musicales irrepetibles, se encuentran algunos detallecitos tales como, el uso – por primera vez en la historia de la música – de un sintetizador Moog, un juguetito electrónico recién inventado y que luego popularizaran entre otros Emerson, Lake and Palmer. El uso del Moog, fue por insistencia (otra vez) de George con el apoyo de Ringo.
“Come together” de Lennon, abre el album, una de las mejores piezas de John y que se ufanó durante largo tiempo de que ese estribillo fuese usado por las hinchadas de fútbol de su país para alentar a sus equipos.
“Oh Darling ” de Paul….. una balada con aires blueseros  que arrima a McCartney a ese estilo y que se transformó – luego de “Something” – en el tema más exitoso del disco. Paul la grabó una y otra vez hasta encontrar el sonido que él quería para su voz en ese tema. Quienes tengan acceso a las distintas grabaciones de ensayos y versiones no oficiales del tema, podrán apreciar que realmente se hizo un trabajo a fondo para llegar a lo que él quería para ese tema.
Y finalmente, la maravillosa cara B en la que además de “Because” – por lejos vocalmente el tema por excelencia de los 4 de Liverpool – se encuentra una serie de temas enganchados de John y Paul que lo transforman a decir de muchos en una mini ópera rock en la que ambos compositores se sacan chispas por ver cual tema es mejor que el otro.
Durante mucho tiempo John dijo que esa “cara B”  de “Abbey Road”  era una “basura”… que eran solo “retazos de temas incompletos”…. Seguramente ni él mismo se lo creyó. Tales afirmaciones se corresponden con la ira, el desencanto, el 

 
desamor, posterior a la separación de la banda, si no y desde donde se encuentre, que John explique si “Mean Mr Mustard” o “Polytheme Pam” no se encuentran entre sus mejores creaciones!

Los aportes de Ringo al álbum, son también superlativos: más allá de su composición “Octopus garden”, la técnica con que toca la batería a lo largo de todo el disco es enorme y de una creatividad que va bastante más lejos que lo que es un “acompañamiento” o una “base musical”·
Como ejemplo de ello, se incluye un solo de batería – el único de Ringo en toda la carrera beatle – que dura apenas 16 segundos pero que es una muestra de que aún opacado por el brillo de sus compañeros, el aporte de Ringo a la banda era también extraordinario.
Para terminar el disco que íntimamente ellos intuían que era el último, nada mejor que titular la última pieza “The End”…… y en la letra, alcanzar a escuchar “and in the end, the love you take is equal to the love you gave”….. “y en el final, el amor que recibes es igual al amor que diste”……  se podía pedir algo más?

En Uruguay, también en estos días el programa radial “John, Paul, George y Ringo” de Cacho Badía organizó un recital “Tributo a Abbey Road”….. más de 300 personas nos congregamos en el Auditorio del Sodre Nelly Goitiño a escuchar a Montevideo Retro Rock (con Daniel Bertolone como invitado de lujo) haciendo “Come together” entre otros temas.
También se hicieron presentes en dicho tributo, gente como el grupo vocal “Voices” que se llevó una de las mayores ovaciones de la noche, una chica de apellido Melogno de la que seguramente tendremos más noticias por la calidad de su voz, Jorge Galemire haciendo un par de temas, y para finalizar, una banda de chicos muy jóvenes llamados “The Beatales” que con las mismas ropas, los mismos equipos de sonido, y exactamente los mismos instrumentos con que empezaron Los Beatles, desgranaron temas de la primera etapa de la banda de Liverpool dando un cierre a todo jolgorio (obviamente con “Twist and shouts”….)  del homenaje uruguayo a “Abbey Road”.


No hay comentarios: