jueves, 5 de marzo de 2009

A través del universo y sus 6 grados de libertad


Días atrás, contaba de como a través del blog conocí - entre otros - a Carlos Duera.
Por su parte, Lucía desde su "Bolígrafos y servilletas" incluía una interesantísima nota sobre las relaciones personales en las cuales todos los caminos desconocidos, desembocan en algún momento en algo o alguien que conocemos.
He posteado en más de una oportunidad acerca de la obra poética de Leo Antúnez allá por el principio de los 70.
Este blog me dió la oportunidad de conocerlo "virtualmente" hace ya casi un año desde su residencia en Canarias.
Luego, y confirmando los "6 grados de libertad", una amiga suya a su vez, conocida mía, me arrimó cintas grabadas en Madrid por Leo y Jorge Barral (para los más jóvenes: "El abuelo" bajista de Opus Alfa, Días de Blues y músico de una larga trayectoria en España). Con esas cintas, también me llegaron originales de un libro de Leo inédito.
Todo ello de un valor incalculable para mí.
Hace apenas una semana, me junté con Leo en Atlántida ya que está de visita por Uruguay.
Su amiga es de Marindia, su hijo vive en Las Toscas, yo en Parque del Plata, nos juntamos en Atlántida.... igual que con Carlos Duera..... parece ser que los "6 grados de libertad" no solo afectan a las personas sino también a los lugares.... por lo menos en todos estos encuentros hay un "eje interbalneario" que parece ser algo más que coincidencia.
De la charla con Leo, solo decir que me encontré con una persona más que cálida, que comparte el viejo precepto de "la creación es resultado del sufrimiento". Creo que su obra a la que todos podemos acceder a través de su blog, habla por él mucho mejor de lo que yo lo puedo hacer. Seguramente vendrán otras reuniones, otros 6 grados de libertad, seguramente serán pasos hacia el encuentro con otras personas que hoy no conocemos y ni siquiera tenemos certeza de que están allí, a la vuelta de la esquina. Ya ahondaremos en ese tema. Salú!!
Posted by Picasa

2 comentarios:

Ulysses dijo...

Como se entrelazan las cosa, ahora yo estoy comentando este post. Qué curioso es todo.

Saludos

Lucía.uy dijo...

......mirá Jorge, más que los 6 grados, yo sigo pensando como decía mi abuelita: el mundo es un pañuelo! jejejeje....( por otro lado es la primer frase que me sale decir antes estas cosas)

un abrazo!