jueves, 26 de febrero de 2009

Ney Matogrosso




Durante la época de la dictadura, decir que el panorama musical era chatísimo no es ninguna novedad, no solo porque toda la música popular uruguaya estaba cercenada, sino porque lo que se permitía entrar del exterior pasaba por una censura a rajatabla (obviamente, me refiero al período anterior al resurgimiento del Canto Popular en las voces de Universo, Larbanois&Carrero, Rumbo, Los que Iban Cantando, etc….).
En ese contexto, no recuerdo en que año aparece un sello discográfico Variety con mucha promoción en televisión. Siempre tuve en la cabeza que esta empresa pertenecía al grupo de Radio Montecarlo, aunque no puedo afirmarlo.
Quien hacía la promoción de los discos que editaban, era la magnífica voz de Alfredo Leirós.
Entre tantos artistas desconocidos que integraban su catálogo, aparecía un grupo brasilero “Secos & Molhados” a quien nunca había oído nombrar, pero Leirós enfatizaba que incluía la participaación de Ney Matogrosso como solista.
Otro ilustre desconocido para mí en ese entonces.
En la citada promoción, la voz que se escuchaba cantando, era sencillamente magistral y su timbre no me dejaba dudas de que se trataba de una mujer.
Recuerdo que fui a una disquería en una galería céntrica en donde pedí escuchar el disco para ver de que se trataba.
El primer tema era “O patrao nosso de cada dia”, y escuchando solamente ese tema, no había dudas sobre su adquisición.
Luego supe que el nombre de Ney, pertenecía a un hombre, que “Secos & Molhados” había sido un grupo de enorme trascendencia en Brasil y que ese disco que se vendía por primera vez en Uruguay, incluía parte del recital en vivo con el cual la banda se despidió de sus fans en el Maracanazinho.
El líder de la banda desde sus inicios fue Joao Ricardo, pero a partir del momento que incorporó a Matogrosso con sus disfraces, su ambigüedad sexual, su tremendo show personal en vivo, la banda pasó a ser “Ney-dependiente”, hasta que como sucede normalmente, sobrevino la separación.
Por esas épocas, quizás un poco más adelante, colaborábamos con la revista argentina “Periscopio” y los compañeros de redacción de Buenos Aires, incluyeron un reportaje a Ney cuando éste visitó Argentina para uno de sus shows.
El reportaje develaba que tras las máscaras se encontraba un ser con un profundo sentido latinoamericanista, con raíces musicales tan variadas que le permitían admirar a Carmen Miranda, interpretar temas tradicionales centroamericanos, algún rock o blues, hacer versiones de temas de Caetano como nadie podría haber hecho (A Tigresa, Um indio, etc….), cantar temas en español, hacer fado portugúes, etc…
“Bandido” fue su primer éxito como solista, y de allí en más, no paró de editar fonogramas uno tras otro con enorme suceso.

Ney Matogrosso es uno de esos raros artistas brasileños (sujeito estranho según él mismo) que no están clasificados dentro de la etiqueta del “tropicalismo” (y Caetano lo invitó más de una vez a su programa de televisión en la década del 80), ni con la "bossa nova" (y ha hecho versiones para sacarse el sombrero), ni siquiera con el rock y el blues, siendo que Secos…. fue un ícono dentro de Brasil.
Sin embargo, siendo “inclasificable” como dice en uno de sus últimos discos, ha merecido el respeto y la admiración de esas diferentes “tribus musicales”.


5 comentarios:

El Gato dijo...

Jorge:
Tremendo post!
Me confieso un profundo admirador de Ney Matogrosso, quien para mí es la mejor voz que haya dado Brasil hasta nuestros días.
La valentía de Secos & Molhados demostrada en la musicalización de un poema de Vinicius de Moraes (Sarabá!) llamado Rosa de Hiroshima en aquellos años de dictadura en Brasil.
La única puntualización que haría a tu post es cuando decís
"su ambigüedad sexual".
Quenoqueno mijo... de ambigüedad, nada.
El Ney se bancó el rechazo "oficial" a su homosexualidad como un verdadero "señorito", valga la redundancia.
Que el tipo es un grande.
Eso quería decir.
Un abrazo grande!

Jorge Pena dijo...

Gato! otra coincidencia más contigo, que bueno!! Lo que decís de la sexualidad de Ney.... no hay dudas que es así. Recuerdo que a la gente de la revista les regaló unos almanaques en que aparecía totalmente desnudo rodeado de rosas, algo así como "belleza americana" pero 20 años antes y un tipo en lugar de una mina! Un crack el Ney!! un abrazo

MeriCló dijo...

Simplemente adoro a Ney. No puede ser más creativo y expresivo.Ney es poesía viva.Es una persona elegantemente comprometida con los derechos del ser a ser.

huggh dijo...

me debo la escucha de este señor... si... gracias por recordarlo en el post... muy bueno. saludosdelaotraorilla, h

Taranta dijo...

Jorge no se si te referis a Periscopio con Jorge Dorio y otros amigos. Si es asi la entrevista se la hice yo en Rio de Janeiro y se publicó. Poco tiempo después llegó Ney al Bauen y despues al COliseo. BUenos recuerdos. La publiqué bajo el nombre de Luis Linares. Un capo el Ney. saludos