viernes, 4 de julio de 2008

LA CONSPIRACION


He leído y escuchado comentarios diametralmente opuestos sobre esta película: desde un “bodrio” hasta “excelente”.
Quizás la única coincidencia entre todos esos comentarios es que la actuación de Tommy Lee Jones lo coloca entre los candidatos firmes al próximo Oscar al mejor actor.
En lo personal, creo que es una buena película.
Por encima de fotografía, dirección, actuaciones, etc….. otra vez vuelve a sorprenderme que desde dentro mismo de las fauces del imperio se puedan producir películas que muestren descarnadamente la realidad de la guerra y sus efectos en la población yanki.
Aquí, un ex veterano de Vietnam, sumamente “patriota” (o fascistoide?), encara la búsqueda de un hijo “marine” que vuelve de Irak y desaparece dentro de territorio americano.
Su orgullo de haber dado “dos hijos a la patria” (había muerto otro anteriormente), contrastan con la posición de su esposa (Susan Sarandon) a quien le alcanzan brevísimas apariciones para que uno suponga que ha escondido su dolor detrás del alcohol, las drogas o las crisis nerviosas.
A medida que se desarrolla la película y la trama se va desenredando, se pasa de compartir la angustia de un padre por la desaparición de un hijo, a la de comprender que “de tal palo tal astilla”…..
Otro acierto – desde mi punto de vista – es que la violencia no pasa por escenas de tiroteos, persecuciones o balazos, sino que yace subliminalmente en cada gesto o cada acción de los protagonistas.
El afiche de la película dice que es el film que los americanos no quieren ver….. tengo mis dudas, si quieren o no quieren, lo importante como todo arte, es que el producto está allí para abrir cabezas y depende de uno mismo decidir como encarar el asunto.

No hay comentarios: