martes, 24 de junio de 2008

RAY BRADBURY


En mis lejanos 17 o 18 años, nos juntábamos casi todas las tardes con mi amigo Daniel Mazzoni para juntos compartir la mágica tarea de crear baladas y temas de rock.
Una de esas tardes, Daniel se apareció con el esbozo de una canción en la cual un chico le regalaba a su novia, “golosinas atómicas”….. le pregunté de donde había surgido la idea, y me contestó que era basada en algunas de sus lecturas de cuentos de Ray Bradbury.
Fue la primera vez que oí sobre este escritor americano nacido en 1920 en Illinois.
Luego, Daniel desgranó alguno de los títulos de sus libros, y por supuesto seducían tanto como él lo indicaba: “Las doradas manzanas del sol”, “El país de Octubre”, “El vino del estío”, “Fahrenheit 451”, “Crónicas marcianas”, etc….
En aquellas épocas, eramos visitantes casi diarios de Librerías Ruben en Tristán Narvaja, y la recomendación de Daniel catapultó un canje permanente de libros por las novelas y cuentos de Bradbury, todos ellos en Ediciones Minotauro.

Si bien todos fueron impactantes en aquel momento, ninguno como “Crónicas marcianas”.
Las “Crónicas”, escritas en la década del 50, tienen la característica de ser cuentos cortos sin relación entre sí, pero con un hilo conductor que permite leerlo sea como novela o sea como precisamente cuentos cortos.
La historia se desarrolla en lo que en los 50 parecía un “lejanísimo” futuro en el año 2010 y subsiguientes y se trata de la colonización del planeta Marte por parte de la humanidad y más precisamente, por los Estados Unidos.
Los primeros viajes, las primeras experiencias de contacto con otra cultura, desembocan luego en una invasión hasta el exterminio total de la civilización marciana.

El libro ofrece varias lecturas diferentes: el temor manifiesto de Bradbury al futuro del ser humano y su auto destrucción, una alegoría sobre la colonización y explotación del hombre por el hombre en nuestro propio planeta, la violencia, el racismo, etc…. Todos esos puntos están presentes en cada cuento.
Pero además, en lo personal, los libros de Ray Bradbury me sirvieron para comenzar a separar las lecturas de “ciencia ficción” (Isaac Asimov, Cordwainer Smith, Arthur Clarke, etc…) de lo que Bradbury proponía y que defino como “literatura fantástica” en donde Bradbury agrega pinceladas de poesía a sus cuentos: en las “Crónicas” se describe el planeta rojo “como un desierto de vaga arena azul, con ruinas de ciudades ajedrezadas y ocasos amarillos y antiguos barcos para andar por la arena”
Borges, prologó la edición en español y dice que la lectura de los cuentos de Bradbury le produjeron un terror sobrecogedor acerca del destino de la humanidad.
En especial, recomiendo “La tercera expedición”, una pequeña joya con un trasfondo psicológico que la hace inquietante y que es además el cuento de transición entre los primeros pasos del hombre en Marte y la colonización y destrucción posterior.

Los cuentos de Bradbury, han sido llevados al cine en más de una oportunidad. No solo las “Cronicas marcianas”, sino también “Fahrenheit 451”, "El hombre ilustrado", etc.. . Entre otros reconocimientos que han recaído sobre el escritor, citamos: un asteroide lleva su nombre, un cráter de la luna se llama “Dandelion” en homenaje a “El vino del estío”, tiene una estrella en el paseo de la fama en Hollywood, hay un concurso americano de cuentos fantásticos cuya distinción máxima es el "Premio Bradbury".

2 comentarios:

Ulysses dijo...

Hola: A mi tambien me gusta Ray Bradbury, especialmente farenheit 451. Un poco olvidado actualmente.
También te voy a colocar entre mis links.

Saludos

pepecorvina dijo...

estimado jorge, gracias por tu profesionalismo periodistico-culutural yo dirìa con muy buen gusto, vanguardia y clasicismo.
ayer, tumbado con la panza llena como buen burguès, revisando el diario que habia hojeado rapidamente a media mañana, veo una columnita referida a la colonizacion de marte por japon, proyecto en el cual trabajan hace tiempo, y esperan desarrollar para el 2030, que a este tren, es pasado mañana. Con esas estructuras abovedadas inmensas, con vegetacion, hasta rios, similar a lo imaginado en el siglo 19 por julio verne en la isla de helice, que recomiendo leer como antecedente, tambien casualmente paso por el planetario, allà por setiembre 2007 y habia una conferencia de la viabilidad de los viajes a marte, inconvenientes, etc,etc, o sea el futuro es ya! dictada por los mismisimos astronomos franceses, que colaboran en el proyecto. (que supongo se lo venderan a los japoneses)
Lo que imaginamos, es, en cierta forma, preconfigurador de realidades.
uno de los obstaculos mas grandes es la convivencia a bordo, hecho que hizo fracasar a las expediciones americanas al espacio, por eso eran tan cortas, sin embargo las rusas eran tan largas y sostenidas, incluso tienen la potestad de tener el primer naufrago del espacio!!!
la diferencia, fue que el medico yuri de las expediciones RA 1 Y RA 2, asimismo como de la gran expedicion TIGRIS del genio thor heyerdahl, asesoraron a la agencia del espacio sovietica en lo que respecta a la convivencia a bordo bajo presion y stress intenso, algo similar a las experiencias sobre las balsas en medio del oceano, y aqui en la tierra es donde se mezclan, aventuras, pasiones, fantasias, ficciones al punto ya de no poder creer que el futuro haya llegado, y tan pronto!
desde guatemala, con cariño
pp