martes, 27 de mayo de 2008

UN TAL, LEO ANTUNEZ

A principios de la década del 70, en CX42 entonces llamada Radio Vanguardia, existían una serie de programas musicales que ayudaron a abrir la cabeza de la gente de mi generación que escuchaba a Carlos Martins, Esteban Leivas, Eduardo Nogareda, etc....
En esa misma radio, había otro programa a cargo de Leo Antúnez. Fue el primer contacto que tuve y tuvo el público en general con él.
El programa hasta donde recuerdo duró muy poco, pero rápidamente Leo, cooperó con Carlos A. Martins en la creación de los Conciertos de la Rosa.
En uno de estos conciertos, y por la falta o retraso de algún músico, Leo Antúnez se subió al escenario y con el acompañamiento de un teclado, dijo su particular "Padrenuestro".
El asombro, la perplejidad de los espectadores fue mayúsculo. Creo que aún hoy, no se ha escuchado nada semejante: un tipo acompañado por música de rock o del entorno del rock, diciendo textos de su autoría era algo inusual. Sigue siendolo, desde mi punto de vista.

Entusiasmado por esa primera experiencia, Leo forma un grupo (Existencia) y va y se presenta en un festival "beat" en Salto.
Lo gana por aclamación.
Como resultado de esa actuación, se graba un disco simple "La jauría"/"Padrenuestro" y no sé si fue prohibido, censurado o autocensurado por el sello discográfico, lo cierto es que recuerdo a Leo en una entrevista radial diciendo que el disco saldría a la calle así tuviese que ir puerta por puerta ofreciéndolo.
Mi hermano y yo, habíamos quedado impactados por las versiones radiales de "Padrenuestro", y salimos en busca del simple. Lo encontramos en una disquería de barrio allá por Gral. Flores y Ceibal. El sello de la compañía discográfica fue cambiado por una X y así llegó a nuestras manos nuestro primer "disco pirata"...... disco que aún hoy conservamos.

Llegó un festival de música en Montevideo que se denominó "Don Pascual" y se realizó en el Platense Patín Club. Actuaban todos los "popes" de la música uruguaya del momento: Dino con su flamante grupo Montevideo Blues, Opus Alfa, Génesis, El Sindykato, etc.... pero otra vez, la actuación de Leo Antúnez superó todas las expectativas. Fue la única vez que lo ví en vivo, y hasta hoy recuerdo su actitud en escena, diciendo "Diles que las calles están danzando" o "La jauría".
Posteriormente, y por persuación de Esteban Leivas y Hamlet Faux, Leo vuelve a entrar en los estudios de grabación. Esta vez acompañado por Jorge Barral y Jorge Silva (de Opus Alfa y Genesis respectivamente, quienes intercambiaron instrumentos) y Yamandú Pérez, mítico percusionista uruguayo en batería.
Con ellos se graba el disco, "Un tal, Leo Antúnez". El título del álbum, es el que un periodista salteño, incluyó en un diario local tras ver a Leo en el mencionado festival. La nota no era precisamente halagando la actuación de Leo.

Con la publicación del disco, un oyente no atento podía esperar otra serie de textos incendiarios como La jauría o Padrenuestro, bastante acordes a los tiempos que corrían.
Sin embargo, conjuntamente con algunos temas de ese estilo, Leo Antúnez nos regaló una serie de textos de un vuelo poético pocas veces visto por estos lares.

Poco tiempo después, se instauró la dictadura en Uruguay y de Leo no se supo más nada. Como tantos otros artistas fue silenciado.
Sin embargo, de gente como Los Olimareños, Viglietti, Zitarrosa y otros, siempre se tenía noticias. O estaban en España, o hacían una actuación en México o colaboraban en un festival en algún lado por el retorno de Uruguay a un sistema democrático. De Leo Antúnez, no se sabía nada.

En estos 30 y pico de años, una vez hace ya tiempo, me llegó por alguna fuente la noticia de que vivía en Venezuela y que se dedicaba a la pintura. Luego, otra vez el silencio total.

Hasta ahora, que gracias a la maravilla de los blogs y el ciber espacio, retomo el contacto con Leo Antunez, su obra literaria y su persona. Tema que dará lugar a otra nota.
Leo abría su disco larga duración con este "Epitafio":

"Cuando crea que los días son como las nubes, y me caiga y me levante cerca como siempre la cara al polvo del camino, concédeme el olvido.
Porque estaré vivo entre los vivos y los poseedores,
los pobres y los ricos,
y no quiero".



3 comentarios:

BUSCANDOLUNAS dijo...

gracias por acercarme todos estos recuerdos... es lindo reconocerse...

silvia dijo...

Tuve ese disco Un tal leo antunez era verdaderamente maravilloso. Después también me fui del país y el disco junto a muchos más no sé dónde fue a parar. Muchas veces le he preguntado a gente si lo recuerda y nadie salvo dos amigos de esa época lo conocen. Sería bueno si alguien conserva el disco que suba sus temas. Un abrazo

Miguel Angel dijo...

yo tambien lo tuve, y tambien me fui del pais, siempre me acuerdo de Leo Antunez porque le puse Natalia a mi hija por el tema "Natalia", grande Leo, flaco Barral, Yamandú e Jorge Silva...larga vida a esos genios de la música uruguaya.Si alguien tiene este disco o sabe donde encontrarlo seria maravilloso!!fuerte abrazo!!